José María Arguedas describe en su literatura antropológica las yungas como solo alguien q caliente. La Cordillera de los Andes tiene regiones de transición que confunden a lápiz el bosque de las montañas con la flora subtropical; difumina el frío de la Sierra con la calidez occidental o amazónica, según el lado de la cordillera. Las yungas decoran Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina.

Según el antropólogo José Matos Mar, “las comunidades indígenas del área centro-andina (Ecuador, Perú y Bolivia) constituyen una forma propia y peculiar de organización social de un amplio sector de la población campesina del  país y responden a un  tradicional patrón de establecimiento, claramente diferenciado dentro del conjunto de instituciones de las sociedades en que están insertas. Su importancia es tal que conjuntamente con la hacienda es uno de los pilares de la estructura agraria andina.

En 2012 National Geographic publicó un reportaje sobre una corona de oro, que representa al sol. La joya  fue encontrada en  una tumba del cantón de Chordeleg, cerca de  Shabalula (Sigsig) en 1852, actualmente provincia del  Azuay.