Inicio este artículo después de ser parte de varias movilizaciones en el mes de noviembre del 2018: la primera organizada por el movimiento indígena ecuatoriano que atravesó todo el país pidiendo al gobierno de Lenín Moreno se respete el mandato ciudadano y se prohíba las actividades mineras en las áreas previamente definidas. La segunda cuando los estudiantes se levantaron en contra del anuncio del Gobierno: reducir el presupuesto para la Educación Superior en el 2019.

Con la llamada cuarta revolución industrial (4IR) estamos viviendo unos cambios culturales muy acelerados. Las nuevas tecnologías configuran nuestra realidad. Ahora, casi todo se ha digitalizado, hay masividad de datos y aumento en la velocidad de transmisión de la información. Su propagación es rápida a través del internet y es sorprendente como se viraliza la información, al punto que los hechos veraces tienen menos influencia en la opinión pública.

Cual círculos concéntricos se difunden en América Latina los impactos de la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil. Colombia no es la excepción. Más allá de que en este país han prevalecido los gobiernos conservadores, el triunfo de una derecha extrema en Brasil debe ser analizado. Las izquierdas del continente están conminadas a aprender de lo que allí sucedió.