Por Hugo el búho

Habrá que aplaudirle al ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, que conjuga el verbo rebuznar de memoria. Habrá que felicitarle por lo pilas que es. No se iba a perder la oportunidad de vacunarse siendo una especie de iluminado de la salud pública. “En homenaje a los médicos que han muerto y se han sacrificado”, él se arriesgará y pondrá el hombro, vacunándose, a pesar del riesgo que implica. Claro, no ven que no se ha comprobado si la vacuna es eficiente para deficientes mentaficientes. 

Por Hugo el búho

Y aquí les dejo mi testamento, medio en prosa, medio en verso, pero igual de justo y generoso con los que destruyen la nación al revés y al derecho. Sabrán disculpar los adjetivos de espeso calibre y lo macabro de mis deseos. Pero como ya estoy de partida, el texto debe ser contundente, para que los aludidos entiendan que con la burla y la risa nos vengamos de quienes han jodido al Ecuador. Para ustedes, canallitas, con dulzura y harto amor:

Por Hugo el búho*

Quito, 13 de diciembre de 2020.- Vilma Vargas, la conocida y reconocida Vilmatraca, es caricaturista, artista, arquitecta y dueña de un humor crítico muy original. Tiene una trayectoria de más de veinte años, por el que ha recibido algunos reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos, el Premio Humor Gráfico de las Américas. 

Le pillamos para esta entrevista con La Línea de Fuego en un momento de desintoxicación de la política. “Me saturé”, nos dijo. “Estoy en una crisis existencial, creativa”, aseguró. Ante la insistencia, esta mujer puruhá, oriunda de Riobamba, que vive en Chambo, nos permitió conversar como mandan los protocolos de la pandemia y las nuevas tecnologías: vía zoom. 

Primero nos confesó que no le gustan las entrevistas, “yo prefiero dibujar, lo que yo pienso está en mis dibujos, mis dibujos ya hablan por mí, no necesito hablar más”. Pero ya conectados, sincrónicamente, no nos quedó otra que conversar.