Por Hugo, el búho

Trabajó con el Carlitos Pólit, un contralor titulado en corrupción de alto nivel, y que ahora goza de un exilio dorado en los Miamis Esteites. Pablito, el sub, quien era el segundo al mando nunca se enteró de nada, pero de absolutamente nada sobre las jugarretas de su ex amigo, el Carlitos. Hoy es implacable con aquellos que le ordena el gobierno de Boltaire, y hecho el loco con los amigos de los amigos de sus amigos.