Igual que en otras civilizaciones antiguas, los incas-quechuas de la época del Tahuantinsuyo levantaron ciudades, construyeron arquitectura monumental, sistemas de irrigación y redes de caminos, elaboraron calendarios, desarrollaron la metalurgia, la alfarería, pero no han encontrado  huellas de una verdadera escritura. Cómo se organizó un imperio tan grande sin el respaldo de escritura, es una inexplicable paradoja para los historiadores.

El Grupo de trabajo para un Observatorio Ciudadano de las Políticas Culturales informó hoy, 30 de agosto de 2018, que el presidente Lenín Moreno no tiene las competencias jurídicas para fusionar el Instituto de Fomento de las Artes, la Innovación y la Creatividad (IFAIC) y el Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA) como medida de “optimizar” recursos del Estado.

Para quienes como yo, dedicamos prácticamente 10 años de trabajo en el antiguo Museo Nacional (MUNA) del Banco Central del Ecuador, fundado en 1969 y ubicado desde 1991 en las instalaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, saber que el Ministerio de Cultura y Patrimonio, a su cargo desde el año 2010, decidió su cierre en noviembre del 2015 significó una enorme pérdida para el país.