Por Véronica Yuquilema Yupanqui*

Runa warmikunapash shullushpa wañunchik” (Las mujeres runa también morimos abortando) y “Kuitzakunapash shullushpa wañunchik” (Las adolescentes runa también morimos abortando) son las consignas que mujeres kichwa han reposicionado dentro de las redes sociales y las marchas convocadas por las organizaciones feministas en Ecuador, no sólo durante estos últimos años, sino hace décadas.

¿Qué hacía? ¿Con tres hombres, y sola? Habráse visto semejante falta de conciencia a la pulcritud. Si fuera uno, bueno, se entiende. ¿Pero con tres? Hasta con dos, ya. Pero tres. No habrá escuchado eso de que tres son multitud. Ay, algunas mujeres sí que son. No se dan cuenta que la tentación está en todos lados. ¿Cómo habrá estado vestida para que tres tipos normales se hayan convertido en dementes súbitos? Porque antes de eso eran casi casi unos angelitos, no hacían daño a nadie, pero algo encendió la chispa del arrebato ¡y pum! Y hasta de buen apellido son.

Testimonio recogido y editado por Darío Iza Pilaquinga*   

Mi nombre es Yanera Constante, mamá de Giovanna Paulina Pérez Constante, de 19 años. Ella nació el domingo 23 de junio de 1991 en Ambato. Estaba cursando el tercer semestre de la carrera de Auditoria en la Universidad Técnica de Ambato cuando fue desaparecida. Giovannita desapareció el sábado 4 de diciembre de 2010 y dentro de todo el tiempo de espera y búsqueda, también hay irregularidades y falta de investigación por parte de agentes y fiscales como en las desapariciones de Juliana Campoverde o Angie Carrillo.