Fernando Casado fue retirado del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) con el argumento de que sus tesis provocaban y justificaban la violencia, en tanto que la libertad de pensamiento y de expresión tiene un límite. Pues, bajo el argumento de la libertad, hoy se parapetan muchos para imponer nuevas formas de esclavismo, fascismo, misoginia, xenofobia o la profundización de formas de servidumbre existentes todavía, como parte del colonialismo y del racismo en boga.