La justicia social no es viable sin la justicia ecológica y viceversa; y lo mismo sucede con los derechos humanos y ecológicos.

La sentencia del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que rechaza  la construcción de una controvertida carretera en el corazón del TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional IsiboroSécure) ha provocado diferentes reacciones de las autoridades del Estado boliviano.