Por Hugo Noboa Cruz *

No, yo no tengo la culpa. La culpa es de los otros, de los indios, de los izquierdistas infantiles, de los ecologistas infantiles, de las feministas infantiles, de los yakuistas infantiles, que llamaron a votar nulo. Yo, soy libre de pecado, soy progresista y puro.

Claro, solo eso faltaba, que achaquen la culpa de su derrota a los otros, a Pachakutik, a los indios, a la izquierda…

Por Jaime Chuchuca Serrano

En uno de cada cuatro cantones de Ecuador ganó el nulo en la segunda vuelta presidencial. Esta es una prueba más del descontento con los resultados en la primera vuelta electoral, las denuncias de fraude y la crítica al sistema electoral completamente parcializado y manipulado. 

Contrario a lo que se cree, el voto nulo y el voto no, este último, generalmente en referéndums, han tenido una gran importancia en la estructuración política de la sociedad y la lucha de clases. Según las conveniencias la habilidad del poder ha querido confundir el voto NO con el voto NULO. Veamos un par de ejemplos del voto NO.