La culpa es de la banca y no de la vaca

André Gunder Frank,  en 1972, utilizó el término de lumpen burguesía  para referirse a las clases dominantes de América Latina que, incapaces de implementar un proyecto nacional, devenían  en  sirvientes de  intereses de  potencias dominantes  y sus grandes corporaciones, misma  lumpen burguesía  que obtiene  ventajas del capital financiero especulativo.