Donde el autor prueba casi todas las opciones disponibles para un transporte más limpio

Cualquier ciudadana o ciudadano con dos dedos de frente que observe el humo negro que producen algunos de los buses del transporte público de Quito pensará irremediablemente en el transporte como uno de los problemas más graves de contaminación en la ciudad; si tiene algunas lecturas, podría inclusive llegar a relacionarlo con las emisiones de carbono que tenemos que disminuir para no incrementar el calentamiento global.