Por Jorge Basilago*

El Festival de Poesía en Paralelo Cero debió comenzar el 22 de marzo pasado; apenas seis días antes, el avance incontenible de covid-19 llevó al gobierno ecuatoriano a declarar el estado de excepción y confinamiento en todo el territorio nacional. Cuatro meses después, el tradicional encuentro literario quiteño –al igual que más de sesenta poetas del país y del mundo que ya habían confirmado su presencia- aun espera por el visto bueno del Ministerio de Cultura y Patrimonio, para lanzar su convocatoria online.