Ni de creer ¿Sí se dieron cuenta que desde hace unos días los adalides de la moral pública y la libertad de expresión: los pelagatos, se mandan unos artículos donde le dan durísimo a su ex amigo y aliado de la paz, la concordia, el anticorreismo y la libertad de expresión entre panas? Si son unos bellos, unas almas dolidas del periodismo criollo. Unas ganas de abrazarles con toda mi libertad de expresión. Deverasmente que son es lo máximo.