El Ecuador -y en gran medida el propio mundo empobrecido- vive atrapado en el ciclo maldito de la acumulación capitalista periférica y dependiente. Similar a tiempos pasados, repetimos el camino: empezamos con el “boom” de alguna exportación -primaria- que financia a un Estado “desarrollista” (que, a veces, se autotitula “revolucionario”), para terminar en el “eterno retorno neoliberal”.

Lenín Moreno Garcés haciéndose el que no sabe, el inocente, el recién llegado, el que no ha sido ni es parte de este proyecto de gobierno capitalista, que lo construyen desde el año 2007, de la mano con el Movimiento Alianza País (lista 35) y su binomio inicial, Rafael Correa como presidente, y usted como vicepresidente de la República, continuándolo hoy como primer Mandatario, en la misma ruta del endeudamiento al país, entregando los puertos marítimos, concesionando carreteras, subastando minas y petróleo a corporaciones transnacionales chinas, norteamericanas y canadienses.