Por Hugo, el búho

El Consejo Nacional Electoral (CNE), debido a la amenaza política que representan los correístas y, por si acaso, el señor Yaku, se complace en invitar a toda la ciudadanía a la posesión del ilustrísimo señor Guillermo Lasso (CREO) como Presidente del Ecuador, y, de paso da paso a la descalificación inmediata de un tal Andrés Aráuz y un tal Yaku Pérez -que nos cayó del cielo para justificar el hecho de que no actuamos con dedicatoria-.

Por Carlos Terán Puente*

Al gobierno le salió una. Chiripazo, se diría en el juego de canicas en el recreo escolar.  Con la obvia intervención del ministerio del ramo, vetó entero el Código Orgánico de la Salud. La Asamblea Nacional aprobó este instrumento y esperaba, cuando más un veto parcial. Pensaron que era lo mejor que habían hecho. Seguro, fue su mejor esfuerzo. 

Por Julio Oleas Montalvo*

Las elecciones de 2021 serán determinantes para el futuro del país. Ecuador tendría reservas recuperables de petróleo de 7.860 a 10.700 millones de barriles. Entre 2024 y 2035 se convertiría en importador neto de combustibles; si se mantienen las políticas energéticas actuales, para 2035 enfrentaría un déficit comercial petrolero de 16.700 millones de dólares. “En los próximos años, para Ecuador es crítico considerar políticas más ambiciosas enfocadas a la eficiencia energética, la energía renovable y la diversificación productiva,” advierten Espinoza et al.

Por Samuel Guerra Bravo*

El mundo vive en estos días una diversidad de circunstancias políticas, económicas, sociales, culturales, que parecerían configurar el fin de viejas crisis y el inicio de nuevas posibilidades. El ámbito del pensamiento no ha permanecido al margen de lo que sucede y ha entrado desde el inicio mismo de la pandemia en múltiples procesos de análisis, reflexión, abandono de gastadas categorías y procesamiento de nuevos conceptos. Del ambiente de angustia o esperanza, de expectativas y resignaciones, que vivimos, quedan en el cedazo algunas ideas, principios, paradigmas, que bien merecen una polémica. 

Por Tomás Rodríguez León

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia el 11 de marzo del 2020; China fue el escenario  primario con un indicador relativo de  81 181 casos con 3 277 fallecidos y  una tasa de mortalidad de 4,04 %;  en  Italia y España colapsaron los sistemas de salud y  superaron el número de fallecidos de la China; luego EE.UU. registró irrefrenablemente el primer lugar en número de infectados y muertes a nivel global; en Ecuador, el primer caso  fue el 29 de febrero del 2020, el 13 de marzo se notificó su deceso y hoy tenemos una de las tasas de mortalidad más altas.

El año veinte del siglo XXI transcurre con la primera “pandemia global” –valga la tautología- que afecta a la especie humana. El SARS-CoV2 es el protagonista y ocasionó una peste de tal propagación, que todas las anteriores no alcanzaron. Ha demostrado suficiente poder para enfilar a la humanidad en un largo, doloroso y conflictivo tiempo. Aunque no tendrá la mortalidad de la precedente, la “gripe española”, se ha catalogado como “la emergencia sanitaria más importante de los últimos tiempos”(1).

Por Juan Paz y Miño

Hace poco recibí el artículo “Golpismo y Neogolpismo en América Latina. Violencia y conflicto político en el siglo veintiuno”, que me envía Carlos Alberto Figueroa Ibarra, amigo de muchos años y académico de la Universidad de Puebla, México, escrito por él y por Octavio Humberto Moreno Velador, profesor de la misma universidad. Voy a referirme a sus importantes planteamientos.

Por Jaime Chuchuca Serrano

El bautizo y el cambio de los nombres es habitual en varias culturas, por ejemplo, Jesús cambió el nombre de sus apóstoles. El bautizo en varias culturas está rodeado de ritualidades, entre ellas, la nominación que reivindica la cultura, posición e identidad. Los cambios de los nombres van atados a la comprensión de los contenidos en las efervescencias revolucionarias.

Por Ileana Almeida*

Carlos Andrade Pallares se graduó de lingüista en la Sorbona de París, a su regreso fue a vivir entre los zápara de la Amazonía ecuatoriana. Recopiló elementos de la lengua, mitos y creencias. Permaneció allí algunos años y reunió un material tan precioso en su libro Kwatupama Sapara, que la lengua y la cultura záparas  fueron declaradas  por la Unesco “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial  de la  Humanidad”.

El Ministerio de Gobierno registró de enero a mayo de 2020, 2287 denuncias de desapariciones, de ellas 100 casos están en investigación, es decir, que 20 personas desaparecen cada mes  y hasta ahora se desconoce su paradero. La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) conmemoró ayer, 30 de agosto, el Día Internacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada, fenómeno social que afecta a miles de familias del mundo entero y de Ecuador.

Por Instituto de Investigaciones Económicas (UCE)*

El 28 de agosto de 2020, el Presidente Lenin Moreno anunció “un acuerdo técnico con el FMI para acceder a 6500 millones de dólares para protección social y reactivación”. En efecto, se trataría de una nueva carta de intención con este organismo internacional, después de la firmada en marzo de 2019 por 200 millones de dólares con nuevas condiciones en las que se evidencia un nuevo ahogo de la economía nacional.

Redacción Línea de Fuego

La primera transmisión radial de la historia cumplió 100 años el pasado 27 de agosto. Vista desde la perspectiva de su primer centenario, aquella no fue exclusivamente una iniciativa comercial o artística –aunque llegara serlo en el futuro- sino también política: ampliar el alcance y los horizontes de ciertas manifestaciones, democratizar el acceso a ellas, y pensar esa nueva herramienta tecnológica como un servicio cultural accesible a toda la población. Tal vez, por eso, sus responsables fueron conocidos, desde entonces y para siempre, como “Los locos de la azotea”.

Por Alberto Acosta*

En los años setenta, como pocas veces en su historia, el Ecuador entró de lleno en el mercado mundial. No gracias a un cambio cualitativo en su condición de país exportador de materias primas (banano, cacao, café, etc.) sino por el creciente monto de ingresos producidos por las exportaciones petroleras. La explotación de crudo revitalizó la economía, otorgándole a Ecuador la –pasajera– imagen de “nuevo rico”, al tiempo que consolidaba el mito de que el desarrollo estaba a la vuelta de la esquina.